Conocemos un parque natural a nuestro alcance

Primary tabs

Conocemos un parque natural a nuestro alcance

Conocemos un parque natural a nuestro alcance

15 Kilométros libres y felices

Los-as alumnos-as de 1º de ESO en el Parque de los Cerros (Alcalá de Henares).

 

El lunes 30 de noviembre (A y B) y el jueves 3 de diciembre (C y D) nos levantamos con otro ánimo, ya que no era un lunes cualquiera, ¡era un día de excursión! Después de un viernes eufórico celebrando el día de San José de Calasanz, no podía haber mejor forma de empezar la semana que canalizando toda esa alegría en una ruta de senderismo. Sinceramente, creo que los lunes son menos lunes si se trata de conectar con la naturaleza en un entorno abierto.
En este tiempo en el que vivimos, vamos de un confinamiento a otro. De estar en casa, a clase; de estar en clase a casa. Aunque con mascarilla, el sólo hecho de poder moverse más de cinco metros sin tener cuatro paredes que delimiten su mañana, los chicos son completamente distintos. Se les ve libres y felices, y eso que la idea de andar 15,5 km en una mañana no es una idea fácil de vender a chicos de 12 años. Aún así, cómo disfrutaron. Iban cantando, hablando, riendo …en definitiva, siendo niños disfrutando de un tipo de actividad que en este tiempo sería impensable, pero gracias a la buena organización del equipo de educación física (Juan e Iván) se pudo llevar a cabo.
Nuestra aventura comenzó en el cole. Desde allí emprendimos camino hacia el parque de los cerros en grupos separados y manteniendo las distancias. Justo antes de llegar al parking del Parque de los Cerros llegó la primera cuesta. Algún pobrecito preguntó: ¿Ya no hay más cuestas, verdad? No sabía la que le venía encima. Nuestro querido profe Juan se encargó de que no fuese una simple ruta de senderismo por los caminos marcados, si no que fuese una aventura de verdad. Cruzando montes, subiendo cuestas que atravesaban bosques que parecían sacados de un cuento… No sin aprender, claro. Para ello cada grupo de 3-4 alumnos tenía dos misiones. La primera, recoger toda la basura posible, ayudando al mantenimiento del entorno. No lo voy a negar, soy bióloga, y a mi parecer introducir el plogging (recoger basura a la vez que se camina por deporte) en una actividad con alumnos me resulta brillante. Es más, al final del trayecto se pesaría en una báscula cada bolsa, para comprobar realmente qué grupo había recogido más. Planteado el primer reto, llegaba el segundo y no menos importante. Cada grupo contaba con un mapa y un rotulador edding, con el que marcar la ruta que Juan les estaba mostrando. A la vez, los chicos fueron viendo las distintas especies que en esta época se pueden encontrar en la zona: pinos, musgos y como dicen mis chicos… ¡Muchos, muchos fungis! Vimos muchas especies de setas, incluidos los pedos de lobo, con los que vimos que las esporas son reales y se pueden ver.
En definitiva, fue una experiencia muy gratificante, ya que la mañana pasó volando y como dije anteriormente, aún con las mascarillas, se les pudo ver disfrutar y reír con las miradas. Antes de terminar, he de dar las gracias y especial mención a la ayuda de Regina y de Daniel, padres de Hugo López, los cuales nos acompañaron toda la mañana y nos ayudaron a los profesores a que los chicos mantuviesen el camino y que guardasen las distancias. Y no sólo eso, evitaron alguna que otra caída ayudando a los chicos a bajar cuestas e incluso Regina hizo labores de masajista, ¡qué bueno contar con vosotros! No me olvido tampoco de los profes, Blanca, Iván, Ángela y Juan. Gracias por una experiencia tan buena en mi primera excursión en este cole. Y por supuesto, los chicos, que vosotros sois los que le dais vida y magia a la escapada.
Rocío Johansson Campos.
Profesora de Biología de 1º ESO B.

  

Comentarios (0)

Gracias por dejar sus comentarios

CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si eres o no un visitante humano y para prevenir envíos automatizados de spam
Image CAPTCHA
Introduzca los caracteres que se muestran en la imagen
Noticias relacionadas